jueves, 1 de octubre de 2009

Octubre

Agarrada con fuerza, con uñas, intentando cogerle ese trozo de carne a la vida. Buscando cualquier cosa que tenga otro sabor, otro olor. Pero reteniendo esa última mirada. Y miro las formas y todas parecen igual, pero al final siento que ya no son las mismas. El teléfono suena; otra vez; y otra vez y me preguntan "qué tal", y me dicen "hoy me he acordado de ti" y eso me gusta. Luego me han colgado varias veces, pero eso me ha dado igual. Salgo a la calle, me busco en los charcos, no sé por dónde empezar. Me resisto a llegar, como se resiste este frío a ponerle el nombre al otoño. Media manga todavía, botas por si acaso. Y mucho cielo, mucho azul (oscuro), y mucha amenaza de tormenta de aire y de soplos de lluvia. A veces aunque los colores sean feos todo parece dulce o bonito. Ya sé que es raro, pero salgo a la calle y me busco en los charcos; y si me reconozco supongo que ya sabré por dónde empezar.

3 comentarios:

Lein dijo...

Yo pienso en ti todos los días, todos los días paso por aquí y te busco. No busques en los charcos, ni si quiera los espejos te dirán la verdad. (Yo si)

acróbatas dijo...

Pero todo llegará y sabrás por dónde empezar... porque octubre tiene siete letras y es mágico, ya verás...

ILSA dijo...

Lein, ¿todos los días? ésos son muchos días, pero te creeré... porque eres más sinccero que los espejos, yo a ésos ni de lejos.

Vanessa, también te creeré a ti, y a la magia de este octubre que ha de cambiar.

Besos sinceros.