sábado, 25 de octubre de 2008

La noche que no estuve en Gavà o Crónica de una noche inventada

Mónica, lo siento mucho, no me guardes rencor.

Esta mañana me han sorprendido las voces de la calle, he despertado de golpe y no poco a poco, como me gusta, como suelo renacer los sábados. Los sonidos se han enmarañado conmigo, bajo las sábanas. Y en mi habitación la luz entraba por el ojo de buey de la puerta formando esa luna llena tan llena. Me he sentido perezosa y no he querido salir de esta habitación coraza, y he pensado que hoy debería estar en otra parte, en otro lugar, en otra ciudad. He sentido alivio por estar sola y tranquila y remolona; pero también me ha dado rabia por no haber dado el paso, por los miedos que se comen mis horas, por los días que pierdo al hacer caso a unas fobias amargas e inútiles, por no tener valor. He pensado mucho en eso, y que justo esta noche tiene una hora más, una hora más para reprocharme la cobardía y para intentar convencerme de mi error, aunque no habrá manera, a estas alturas de la película ya me conozco. He intentado buscar una cura, y una tostada de mermelada de fresa ha sido la solución: lo amargo de un café con lo dulce de la mermelada, no ha curado, pero me he sentido mejor. Y han ido pasando las horas y cada vez está más cerca la noche, una noche que se hará inolvidable en Gavà. Lara y su voz y sus versos y sus palabras. Benítez Reyes que os dirá que la vida tiene un precio que no puedes pagar continuamente, ojalá os haga esa Advertencia. La voz de Paco y sus preciosas canciones, igual esta noche os regale una nueva (qué envidia). Y Chaouen, que puede que se vista de domingo y puede que lleve bajo el brazo su nuevo disco, y os dará la poesía, se le escapa a borbotones.

7 comentarios:

Mónica dijo...

Cómo te voy a guardar rencor? Menos mal que al final no me fui a Barcelona, porque justo debajo de mi casa había tantas manos que... ay! Pero a la próxima me darán igual tus virus y te arrastraré a donde haga falta... que el miedo no existe, ILSA! Y el pobre LGM esperándote en Las Ramblas...

Por cierto, dicen que este martes sale el nuevo disco de Le Punk... "sin memoria encontré la paz, la paz que ahora me estalla en las manos"... :D

Meadow dijo...

Hay noches que debieran ser la vida.
Intensas largas noches irreales
con el sabor amargo de lo efímero
y el sabor venenoso del pecado
-como si fuésemos más jóvenes
y aún nos fuese dado malgastar
virtud, dinero y tiempo impunemente.

Dices cosas sensatas este Benítez Reyes...

acróbatas dijo...

Uffff, me he emocionado leyéndote porque eres una de esas personas a las que me hubiese gustado ver entre el público. Ha sido maravilloso, aunque todavía no puedo contarlo...

Un beso grande.!

Lara dijo...

ay

piedra_de_sol dijo...

aish ilsita... al final yo tampoco fui... por quedarme en salamanca para hacer una oposición...

... si me estaba amargando el suspenso ahora, después de leerte, me queda un regusto aún peor.

un abrazo

Libertad dijo...

Te he leido, y Javier Ruibal me cantaba al oído. Se me han mezclado tus imágenes con sus versos, el calorcito de tus sábanas con sus quejidos, tu café y sus acordes. Y ha sido perfecto. Un desayuno perfecto que me ha abierto el apetito para la cena.

ILSA dijo...

Manos que tocan, Benítez Reyes, deseos, suspiros, amargura y Ruibal y sus quejidos. Qué más se les puede pedir a vuestros comentarios. Me encanta que estéis aquí, de veras.

Besos, besos y más besos...