lunes, 6 de octubre de 2008

¿Quién te hubiera quitao la pena?
Quique González


No es seguro del todo, pero igual podamos pasarlo bien, quizá unas risas… pero no puedo prometerlo. Me gustaría ser faro de mar, estrella que guíe en la noche, brújula y mapa repleto de lugares, mares y nombres, pero no puedo prometerlo. Ojalá tuviera la fuerza de un huracán para arrancarte los temores, ser fuego para acabar con cualquier resquicio de tu frío, agua para cuando la garganta te deje seco y no te permita pronunciar palabra; pero ya sabes, no te lo prometo. Podría, no sin esfuerzo, convertirme en canción, en hada, en ala, en duende, en palabra, en abrazo, en mirada, en promesa, o quizá en nada: nunca he sabido a dónde voy, mucho menos de dónde vengo.
Y aunque no pueda prometértelo me esforzaré en ser aire para secarte las lágrimas y acariciarte el dolor, pero sólo si quieres. O lluvia para cuando el llanto no te salga y necesitas una ayuda para deshacer el nudo del corazón. Todo es mejor sin promesas, sobre todo cuando se trata de quitarte las penas.

7 comentarios:

ALMAYCIUDAD dijo...

Jaja, seguro que salía, aunque la que es realmente mítica es la de Harry "El Sucio" de: "Alégrame el día" o "Make my day" en verson yanki.

Besos.

ALMAYCIUDAD dijo...

Por cierto, odio las promesas. A la última persona a la que le hice una la defraudé y creo que nunca más volveré a prometer nada. Tampoco creo en aquellas que me hacen a mi, ya no me las creo.

Bonito texto, enhorabuena.

PD- En mi anterior post quisé decir "versión"...

Marian dijo...

Si, "todo es mejor sin promesas"...

Un beso

Don dijo...

Me ha gustado mucho esta última entrada (ahora leeré más) y bueno, aunque no puedas prometerlo, intentarlo no estará nada mal. Un saludo!

piedra_de_sol dijo...

que bonito, ilsa.

justo ahora ando metida en una historia complicada de actos que se interpretaron como promesas y bla bla bla...

besos y música,
jara

Meadow dijo...

"Y aunque no pueda prometerlo me esforzaré..."
No necesito más, sé lo que es el esfuerzo, no sé lo que es una promesa.

P.D. Qué grande también Quique.

ILSA dijo...

Ya veo qua a todos, en mayor o menor medida, nos han traído de cabeza las promesas. Pero seguro que al final volvemos a caer.

Gracias a todos por las visitas.