jueves, 20 de agosto de 2009

Mis sábanas son imperativas



y yo obedezco (incluso a veces demasiado).

3 comentarios:

acróbatas dijo...

claro que sí.

(y un beso -grande, por supuesto-)

ILSA dijo...

Has vuelto!!!

:)

El callejón de los negros dijo...

Aquí no vale la pena ser insumiso.