miércoles, 18 de junio de 2008

Fe de erratas

sólo soy donde existo
donde respiro
donde vivo

ya no soy donde sueño
ni donde olvido
ni en el recuerdo

soy ese trozo de mí
que ya no está en mí
porque se quedó contigo

soy ese trozo de ti
que nunca existió
porque nunca fue nada

2 comentarios:

Mónica dijo...

Es una suerte que, además de ese trozo que se empeña en quedarse contigo, que insiste, se retuerce, te retuerce... seamos también los miles de trocitos que van quedando esparcidos tras unas manos cualquiera, dentro de un vaso de cerveza, en la puerta de un baño, en la butaca del cine, en una boca de metro... verdad? Es una suerte, deberíamos aprender a vivir así...

También es una suerte que estés por aquí, de paso o para siempre... yo volveré ;)

Mil millones de besos infinitos!

ILSA dijo...

Sobre todo en el metro... ahí debe haber millones de mis instantes, millones de mis miradas, millones de mis secretos... vamos, esos trozos de mí que es lo que me hacen ser.

Gracias por venir, mi casa es tu casa (ya lo sabes).