jueves, 5 de noviembre de 2009

Pasando cerca,
sintiéndonos, casi rozándonos en esta distancia.

Las nubes nos han atravesado de lado a lado,
nos han descolocado.
Y una espuma de certeza
ha sido el tiro de gracia.

Todas las estrellas
no son cualquier estrella,

pero yo quise brillar,

en carne viva,

a manos llenas.

Escondidos tras los gestos de las manos,
amarrados con las hebras de un pincel.

No era un silencio, era una pena.

He llamado, pero ya no hay timbre en tu puerta.

4 comentarios:

mariapahn dijo...

Y mira que es usual que pase esto... de todas formas creo que hay que quedarse con los momentos y las complicidades; disfrutar la subida de adrenalina y poco más; a veces, creo que tan solo eso es ser libre y disfrutar de esa libertad; es decir, encontrar de vez en vez un trocito de libertad...en fin, que es muy temprano y empiezo el Viernes con ganas.

Un beso y nos vemos en los espejos, linda!!!

Marian dijo...

"pero yo quise brillar"

(escalofrío)

ILSA dijo...

Gracias por los besos y el escalofrío. Me abrigan.

Didac Udagoien dijo...

"en carne viva, a manos llenas" es la mejor de las decisiones, sí, lo es.

se llama vivir.

el mundo rebosa de momias llenas de vendajes que se protegen hasta del aire que necesitan para respirar, de puro miedo.