jueves, 28 de enero de 2010

No era tan triste. No dolió tanto.
No era necesario el lamento y mucho menos las lágrimas.
Sobró el suspiro y ese llanto tan tonto de niña pequeña.
Fue absurdo el temblor de manos y el dolor de cabeza.
De verdad, no fue para tanto.
No era real esa manada animal que desvencijó el corazón.
El alma sólo es un cuento para rellenar líneas blancas de falsos poetas.
No. El drama fue un escaparate chistoso y caprichoso.
No era necesaria tanta desgana.
Ni tantas mañanas rezando por poder poner los pies en el suelo
y la mirada en el cristal.
Nada se coló por las arrugas del colchón,
ni las noches eran noches perdidas,
aunque todos los días parecían un mismo día sin sol.
Pero de verdad que no, no fue tan triste.

Ahora lo sé. Y ahora soy capaz de decirlo.

5 comentarios:

mariapahn dijo...

¡Vale! Pues me quedo con esta oda a la esperanza ¡si! Los domingos a estas horas viene bien un poco de color verde (y que no sea el verde de los campos de fútbol que emiten todos los programas de la tele).

Genial Ilsa ¿de verdad que no nos conocemos? esto ya huele a que el libre albedrío nos está gastando una broma...jejeje

"No era real esa manada animal que desvencijó el corazón".... ¿de verdad no era real? a mi me lo pareció... en fin... habrá que esperar a que la luna deje de estar como está y que la objetividad vuelva a su ser...

Un beso enorme y empieza bien la semana.

Mónica dijo...

Oh, "el alma sólo es un cuento"... no me había dado cuenta de esa parte! 17 días ya, dónde te metes? Espero que en algún sitio bonito y feliz. Un beso enorme, cuentista!

mariapahn dijo...

¿te has ido? pero si tu me decías hace unos días que no me fuese yo...jejejeje
Estas lluvías nos van a matá...

Un besito y escribe ¡por favor! ¡te necesito!

ILSA dijo...

Por aclamación, no creáis, que a veces lo veo todo muy negro, y no sé por dónde empezar.

Qué bien saber que al llegar a casa alguien te espera.

Mil besos!!!!

mariapahn dijo...

Yo te espero, de echo, no me cuesta ningún trabajo...